Sugerencias, ideas o preocupaciones a eljardindeacracia@gmail.com

lunes, 28 de noviembre de 2011

Muchas veces una se levanta soñando. Soñando con nuevos mundos, soñando con el amor y con la paz, soñando con ser feliz, soñando que es feliz. Soñando.
Hay otros días, los menos -¡cómo no!-, en que todo parece extraño. No sabes quién eres, dónde vas, de dónde vienes e incluso dudas de ti misma. "¿Qué quiero?".
Sí, en el fondo sé perfectamente qué quiero o qué debería querer, pero tener las cosas claras siempre supone una pequeña prepotencia a la vez que una necesidad. Supongo que la clave está en cuestionarlo todo y en todo momento. Cuestionando, cuestionando...una va llegando. ¿Dónde? ¿Lo sabes tú? Yo no lo sé...
Camino de ninguna parte con todas las ilusiones puestas en varias partes. Camino de todos los lugares que rezuman felicidad.

¿Somos seres gregarixs? ¡¡Yo no!!

1 comentario:

Solindonga dijo...

Lo mejor es soñar despierta.