Sugerencias, ideas o preocupaciones a eljardindeacracia@gmail.com

jueves, 18 de marzo de 2010

Estoy harta de las limitaciones autoimpuestas e inconscientes. Sé que parece que últimamente estoy harta de todo, pero esto se debe a que no lo parece, sino que lo es. Estoy harta de la realidad que me rodea, del conformismo, de la pasividad, de la alienación, de la subordinación, la misoginia por parte de las propias féminas, los hombres concienciados que de repente se sienten atacados en una lucha que pretende ser entre iguales unidos, la sociedad patriarcal aprendida desde antes de que podamos ser conscientes de que estamos aprendiendo algo, de la opresión, la sumisión y la estupidez dominante.
Hay una realidad indiscutible, y es que vivimos en una sociedad patriarcal y capitalista. Parece ridículo hacer mención a cuestiones tan obvias, pero después de multitud de experiencias desalentadoras, tengo la impresión de que dicha realidad es invisible a los ojos de la mayoría.
Hoy he conocido un concepto que me ha resultado muy interesante: la VIOLENCIA SIMBÓLICA es aquella violencia ejercida sobre un grupo que no sólo no es consciente de la opresión a la que se ve sometido sino que llega a pensar, para conformarse, que podría ser peor. A mí no me se ocurre nada más terrorífico que un grupo de personas oprimidas inconscientes de la opresión que sufren y que consigue hacerlas cada día más pequeñas, más insignificantes, más vulnerables y en definitiva, más controlables.
No podemos calificar del mismo modo la violencia ejercida por un hombre hacia una mujer, sea psicológica o física, que la que una mujer pueda ejercer sobre un hombre, por una razón que a mí me parece muy clara: cuando un hombre maltrata a una mujer, lo hace (obviamente, en la mayoría de los casos, y tengo que generalizar por la imposibilidad de tratar todos y cada uno de los casos) desde su situación en la sociedad patriarcal en la que vivimos, es decir, desde la posición privilegiada del que domina. Ese acto, que en sí no parece más que "violencia", no deja de ser una manera de perpetuar la estructura jerárquica que le conviene por colocarle en la cima. Si una mujer maltrata a un hombre, puede hacerlo por múltiples motivos, pero entiendo que estos responderán a cuestiones personales, pero no a cuestiones de índole aprendida desde la más tierna infancia, adquiridas y asumidas sin ninguna reflexión.

3 comentarios:

El puto Antonio dijo...

La sociedad actual tiene que ir desarrollándose y cambiando, pero, de momento, la mayoría tiene unas ideas demasiado equivocadas, es así, queramos o no, y es difícil cambiar las costumbres y las estructuras imperantes de toda la vida.

Por cierto, soy el primero que defiende la igualdad, pero el feminazismo que se da algunas veces hace que el verdadero movimiento que lucha por los derechos femeninos se gane una mala imagen.

En definitiva, puta sociedad anticuada y retrógrada de mierda.

Bruja Piruja dijo...

Lo siento Miriam por poner esto en tu blog, pero el comentario anterior del "puto antonio" me ha llegado al alma.
Para comenzar con el primer párrafo del susodicho, me gustaría exponer una frase que a mi me encanta: "tu misma debes ser el cambio que deseas ver en el mundo", expuesto esto, me repatea que sea consciente de la mierda de mundo en el que vivimos, y que adopte una postura conformista diciendo que la sociedad en su conjunto es la que tiene que cambiar. No tengo ni idea de quien es, no le conozco, pero yo que soy una persona que lucho en mi día a día por hacer, aunque sea minimamente, las cosas más bonitas, dicho comentario tira por tierra mi lucha constante y no lo tolero.

Por otro lado, y esto me enerva aún más, con el comentario sobre el "feminazismo" me has demostrado que no tienes una mierda de currado el género. No solo se cambian las asimetrías y las relaciones de poder deseándolo y ya está. Estoy hasta el coño de los tíos que van por ahi criminalizando el machismo y abogando por la "igualdad entre sexos" y ni siquiera se han leido un jodido libro sobre el tema. Por tanto me otorgo toda la legitimidad del mundo para decir que tu, que vas de "antipatriarcal", eres un machista en toda regla.

Y si, yo soy de esas a las que denominas "feminazis", ¿pero sabes una cosa? creo que lo que realmente os pasa a los tíos como tu, es que teneis miedo de que una mujer se empodere totalmente de su vida.

El puto Antonio dijo...

Me has malentendido.

Tal vez para opinar sobre algún tema no hace falta leer libros ni sacarte un máster, pero con reflexionar y sacar ideas en claro, se puede a llegar a saber también.