Sugerencias, ideas o preocupaciones a eljardindeacracia@gmail.com

jueves, 22 de octubre de 2009

Tengo un día tonto, un día raro, un día ñoño, tal vez...
Un extraño sueño me ha estropeado parte de las horas de paz y descanso y me he despertado con él muy vivo aún. Soñar cosas feas es algo que me pone realmente triste. Últimamente me ha sucedido en varias ocasiones esto de soñar algo que ha parecido tan real y tan horrible que me he despertado con la sensación de que se trataba de una verdadera vivencia.
No obstante, saber que nada de lo soñado tiene base ni fundamento me reconforta, mas no todo lo que quisiera. La idea de tener que esperar un rato para que la sensación pase me agobia, pues nunca me ha gustado sentarme a esperar las cosas, prefiero salir a buscarlas.
Hoy me espera una mañana entretenida en diversos aspectos.
Hoy me espera un día al que no voy a consentirle pegarme su color.

2 comentarios:

Notengonombre dijo...

Yo tengo un día vago. No he tenido extraños sueños, pero conozco esa sensación que describes. A cambio me he puesto de agua hasta los co..., porque no se cómo me las apaño pero piso todos los charcos de la ciudad.
Espero que hayas conseguido que el día gris no venciera a tu sonrisa.
Un beso.

William dijo...

Los Sueños son armas de doble filo. A veces el más hermoso puede torturarte mucho mejor que la pesadilla más horrible.